Acusan a Google de sabotear al navegador Firefox

Durante mucho tiempo, los resultados de Google recomendaban usar Firefox

Google fue en gran parte responsable de la cuota de mercado que tuvo en su momento Mozilla Firefox. También fue en gran parte responsable de que la perdiera. Esto al menos se desprende de la cuenta de Twitter de un ex ejecutivo de Mozilla, quién se suma a los que acusan a Google de sabotear al navegador Firefox.

Digo que se suma, porque no es el primero que acusa a Google de restringir el acceso de Firefox a sus servicios.

Al principio, la relación les convenía a ambos. La Fundación Mozilla necesitaba financiamiento. Google necesitaba usuarios.  Eran los tiempos en que Microsoft con Windows e Internet Explorer mandaba en el escritorio, y Yahoo! era el rey de los servicios web. Si instalabas Firefox porque estabas hasta las narices de Internet Explorer, Google era el buscador por defecto. Si entrabas a Google era difícil no ver sus sugerencias de instalar Firefox.

Hasta que Google decidió sacar su propio navegador.

Antes de seguir la historia, una aclaración:

No creo que todo sea culpa de Google. La Fundación Mozilla no se interesó en buscar fuentes de financiamiento alternativas ni en crear productos complementarios.  Por motivos extra tecnológicos permitieron que se fuera Brendan Eitch, el creador de Javascript, y se metieron en la aventura del sistema operativo para móviles y los televisores. Su última gran idea fue abandonar la meritocracia por “la inclusión”

Los oopses de Google

Johnathan Nightingale fue vicepresidente de Firefox. En una serie de tweets cuenta la historia:

Nightingale recordó sus comienzos en la Fundación

“Cuando empecé en Mozilla en 2007 no había ningún Google Chrome, y la mayoría de la gente con la que hablamos dentro de Google eran fans de Firefox”.

¿Qué paso cuando salió Google Chrome?

Las cosas se complicaron, pero no de la manera en que se esperaba. Ahora tenían un producto en competencia, pero no cortaron los lazos, ni rompieron nuestro acuerdo de búsqueda – nada de eso. De hecho, la historia que seguíamos escuchando era: “Estamos del mismo lado”. Queremos las mismas cosas”,

El ex ejecutivo establece una diferencia entre la empresa y los desarrolladores:

“Creo que nuestros amigos dentro de Google realmente lo creían. A nivel individual, sus ingenieros se preocupaban por la mayoría de las mismas cosas que nosotros. Su gente de productos y diseño tomaban muchas decisiones de manera muy similar, y aprendimos observándonos los unos a los otros.”

Pero empezaron a pasar cosas.

“Los anuncios de Google Chrome empezaron a aparecer junto a los términos de búsqueda de Firefox. Gmail y Docs empezaron a experimentar problemas de rendimiento y errores selectivos en Firefox. Los sitios de demostración bloqueaban el acceso y decían falsamente que no eran compatibles con el navegador.

¿Cuál era la respuesta de Google?

Todo esto son cosas que se pueden hacer para competir, por supuesto. Pero seguíamos siendo socios en los servicios de búsqueda, así que preguntábamos ¿qué pasa? Y cada vez, decían, “oops”. Eso fue un accidente. Lo arreglaremos en el próximo lanzamiento dentro de dos semanas”.

“Una y otra vez. Oops. Otro accidente. Lo arreglaremos pronto. Queremos las mismas cosas. Estamos en el mismo equipo. Hubo docenas de oops. ¿Cientos tal vez?”

Autocrítica

Nightingale también reconoce la falta de reacción de Mozilla:

“Estoy a favor de no atribuir a la malicia lo que se puede explicar por incompetencia’, pero no creo que Google sea tan incompetente…

…Perdimos usuarios en cada ops. Y gastamos el esfuerzo y frustración en eso en lugar de mejorar nuestro producto. Se nos adelantaron, y para cuando empezamos a darnos cuenta, ya se había hecho mucho daño”,

No es esta la primera acusación que hace alguien perteneciente a la Fundación. En julio de 2018, el director del programa Mozilla, Chris Peterson, acusó a Google de ralentizar intencionadamente el rendimiento de YouTube en Firefox.

Reveló que tanto Firefox como Edge eran superiores al cargar contenido de YouTube en comparación con Chrome, y para contrarrestar este problema de rendimiento, Google comenzó a utilizar una biblioteca JavaScript para YouTube que sabían que no estaba soportada por Firefox.

En un sentido similar se pronunció un ex desarrollador de Microsoft Edge:

Hace poco trabajé en el equipo de Edge, y una de las razones por las que decidimos terminar con EdgeHTML fue porque Google seguía haciendo cambios en sus sitios que rompían otros navegadores, y no podíamos seguirles el ritmo.

Los linuxeros padecimos el cuasi monopolio de Microsoft en el escritorio ¿Tendremos que sufrir otro cuasi monopolio en la web como ya lo tenemos en los móviles?.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.