SuSE anuncia la disponibilidad de SLES for SAP Applications en AWS

Amazon Web Services y SuSE Linux Enterprise Sever for SAP Applications

Ya anunciamos hace unos días las novedades de SUSE Linux Enterprise Server for SAP Applications que la empresa SUSE había implementado en su última versión para mejorar la eficiencia y productividad de su plataforma profesional destinada a empresas. Pero ahora lo que nos toca anunciar es que ésta misma plataforma está disponible desde AWS (Amazon Web Services), es decir, la nube de Amazon.

Para el que no conozca AWS o Amazon Web Services, decir que es una plataforma lanzada por Amazon en 2006. Se trata de una colección de servicios de computación en la nube para ofrecer una serie de servicios web a través de Internet por la web Amazon.com. Entre sus aplicaciones se encuentra almacenamiento por Dropbox, Foursquare, HootSuite, etc.  Y para los menos puestos en el tema, se trata de una de las más importantes ofertas internacionales en el sector, junto a Microsoft Azure y Google Cloud Platform.

AWS, pionero en este campo, ahora ha querido contar con otro de los grandes para implementar SUSE Linux Enterprise Server for SAP Applications directamente en AWS Marketplace para su uso bajo modelo de pago. Se paga solo por la capacidad que se utiliza, ahorrando cuotas a las empresas que hagan uso de él. Además, Microsoft Azure también lo había integrado entre sus servicios, por lo que ahora AWS se pone al día y puede competir en este sentido en igualdad con su más inmediato competidor.

Y eso que SUSE ha llegado a un acuerdo con un proveedor llamado Orbitera para ofrecer el producto SUSE Linux Enterprise Server for SAP Applications para ofrecerlo en la modalidad de pago por uso. Tanto desde Amazon como desde SUSE se han mostrado muy satisfechos por el acuerdo que supone beneficios para ambos,  como ha expresado Barry Russel, director general de desarrollo de negocio global de AWS Marketplace y Catalog Services en Amazon Web Services Inc., y Eduardo Rivas, Territory Manager de SUSE España…


Escribe un comentario