¿Qué suite de oficina elegir?

¿Qué suite de oficina te conviene?

A la hora de elegir la mejor suite de oficina, muchas personas basan su elección atendiendo a los parámetros de facilidad y eficiencia ofrecidos por el producto o independientemente su precio.

En esta comparación se ponen a prueba diversos programas desarrollados para cubrir las labores de oficina atendiendo a los criterios anteriormente mencionados. Como este blog trata fundamentalmente sobre software libre, hemos incluido la mejor selección de herramientas gratuitas, pero cuando hablamos de “suites de oficina” resulta inevitable la comparación con Microsoft Office, por ello la incluimos en el análisis aunque se salga del patrón habitual.

Microsoft Office. Comenzamos por el paquete Office de Microsoft que en sus últimas versiones ha mejorado la apariencia de su interfaz y añadido nuevas funciones, pero que parece haber olvidado que para que unas herramientas de oficinas sean completamente funcionales deben de ser simples de manejar, ya que la nueva interfaz de Office, puede llegar a despistar al usuario con la enrevesada distribución de sus menús , por lo demás es un estupendo paquete de herramientas pero existen otras buenas alternativas en el mercado que además son gratis.

Open Office. La interfaz no ha cambiado mucho en la última década, lo cual es bueno  ya que si lo piensas detenidamente, todas las suites de oficina de hoy en día han regresado a sus orígenes como  Lotus 1-2-3, cuando sólo los contables utilizaban gráficos y tablas en sus ordenadores personales.

En comparación con Microsoft Office, OpenOffice  resulta menos intuitivo y atractivo para los usuarios, aunque no se puede superar la etiqueta de ser libre y gratuito.

LibreOffice es una suite ofimática libre y gratuita, que se creó como alternativa independiente a OpenOffice hace ya casi un año. Fueron miembros del proyecto OpenOffice.org quienes crearon una fundación independiente y desarrollaron este proyecto, que cuenta con todas las aplicaciones necesarias para hacer olvidar a Microsoft Office. Dispone de una hoja de cálculo, procesador de textos, gestor de base de datos, gestor de presentaciones, editor de fórmulas matemáticas y editor de gráficos vectoriales. Hoy en día es la suite más aceptada por los usuarios.

KOffice es una aplicación de KDE., mientras que Gnome es minimalista y trata de presentar sólo una interfaz espartana para el usuario, KDE es totalmente maximalista. Esto significa que no hay ningún menú que esté oculto, mostrando todos y cada uno de los elementos en su interfaz. Koffice es un claro ejemplo de interfaz sobrecargada.

Google Docs quizás sea la mejor opción por su interfaz limpia y sencilla de forma justa, ya que la mayoría de los componentes innecesarios se encuentran escondidos aportando esa perspectiva de orden en la que las demás fallan.

Zoho. Esta suite de oficina presenta un formato totalmente distinto, ya que se ejecuta dentro de su navegador, funciona bien y contiene todas las herramientas básicas de un paquete de oficina tradicional aunque algo escasa en detalles.

Como verás no existe la suite de oficina perfecta, por lo que tendremos que basar nuestra elección atendiendo a nuestras necesidades particulares.


Escribe un comentario