Pipelight, la alternativa más efectiva para utilizar Netflix en Linux

pipelight silverlight linux

Como todos sabemos muy bien, Microsoft decidió lanzar su framework Silverlight únicamente para Windows y Mac OS X, dejando fuera a Linux y con ello privando de poder utilizar Netflix, LOVEFilm y otros servicios similares a millones de usuarios que utilizamos alguna distro del pingüino.

Desde luego, después conocimos a Netflix Desktop y en parte se solucionó el problema, aunque no del todo porque se trata de una solución que implica el uso de Wine, y ya sabemos que el rendimiento de esta herramienta no es uniforme y varía de acuerdo al tipo de software que queramos utilizar. Pero hay otra alternativa, más ágil y con menos dependencias, y se llama Pipelight.

Se trata de un proyecto que ofrece compatibilidad para Silverlight en Linux en aquellos navegadores con soporte para Netscape Plugin API (NPAPI), entre los cuales podemos mencionar a Firefox y Midori. También a Google Chrome, aunque por poco tiempo puesto que la compañía de Mountain View ya anunció que dejará de ofrecer soporte para el.

Entre las novedades que trajo esta nueva versión de Pipelight podemos mencionar la del soporte para Adobe Flash, lo cual en futuras versiones permitirá el uso de DRM. Además, ahora también es posible definir la instalación de Pipelight para cada usuario del sistema, en lugar de tener que hacer la instalación general, y se mejoró el funcionamiento de la emulación de aceleración de hardware.

Instalar Pipelight es muy sencillo y en esta página tenemos la explicación para hacerlo en varias de las principales distros (Ubuntu, Debian, Arch Linux, openSUSE, Fedora o bien para compilar el código fuente).

Más información – Cómo pasar de Linux Mint Debian Edition a Debian 7 Wheezy


Categorías

Software Libre

Willy Klew

Ingeniero en Informática, soy un fanático de Linux, Android, la programación, redes y todo lo que tenga que ver con las nuevas tecnologías. Ex atleta, y usuario de Linux desde 1997. Ah, y un total enfermo del fútbol.

Escribe un comentario