Munich ingresa al directorio de The Document Foundation

the document foundation

La relación de Munich con el open source data de ya unos cuantos años, y de hecho han sido la primera ciudad de importancia en pasarse al software libre para todo lo que tenga que ver con sus equipos, aplicaciones y también para los documentos que se distribuyen en todas las dependencias oficiales. Pero eso no es todo, y ahora van un paso más allá al comenzar a formar parte de la junta directiva de la Document Foundation.

Esta organización independiente fue creada hacia fines de 2010 por miembros de la comunidad de OpenOffice, que no estaban conformes con el curso que estaba teniendo el desarrollo de la suite ofimática y tampoco con el hecho de tener que ceder los derechos de autor a Oracle. Y el hecho de que ahora la ciudad de Munich comience a formar parte de su directorio implica que ya no solo se beneficiarán del software libre en general y de LibreOffice en particular, sino que desean retribuir de algún modo lo mucho que han obtenido gracias a el, para ayudar a delinear su futuro.

Florian Haftmann será el representante de Munich en The Document Foundation, y se convierte en el 17° en formar parte de la junta, que ya cuenta con miembros que representan a otros peso pesado como Google, Red Hat, Intel y otras grandes compañías. Así pues, la ciudad alemana podrá contribuir para decidir cuales son los objetivos de la suite de oficina libre, que mejoras pueden realizarse y en que forma se puede contribuir en proyectos relacionados para asistir en la difusión del software libre en todos los ámbitos y rincones del planeta.

Muchas grandes empresas -y también gobiernos de países y ciudades- se benefician del software libre aunque no todos devuelven algo a la comunidad, por ello esta iniciativa nos parece tan interesante para el futuro: más de 16.000 equipos informáticos de Munich están completamente basados en el open source y utilizan LiMux como sistema operativo, además de LibreOffice para las tareas de oficina y claro está, también sus formatos. Toda esa experiencia seguramente será muy bien utilizada en pos del futuro del open source y los formatos abiertos, así que desde estas páginas no queda más que alegrarnos por esta iniciativa y esperar que por estas latitudes se decidan a imitarles.


Escribe un comentario