KKEdit, un nuevo editor de texto para Linux

kkeditor

En el universo Linux hay muy buenos editores de texto y de código  y al mencionar la temática lo primero que se nos viene a la mente es Vi/Vim y Emacs, quizá los dos que mayor prestigio han ganado a lo largo de los años, en gran parte por haber sido los primeros que ayudaron a desarrollar buena parte de los cimientos de esta plataforma. Pero con el paso del tiempo también Nano y Gedit han logrado hacerse de un espacio importante, y por suerte cada tanto vemos llegar nuevas e interesantes alternativas.

Como KKEdit, un nuevo editor de texto que llega a Linux, inspirado por BBEdit (una aplicación de Mac OS X) y que trae toda la funcionalidad que a día de hoy se puede esperar de una herramienta de este tipo, todo combinado con un diseño elegante y sobre todo, bastante despojado como para mantener a la aplicación ágil, aunque con la posibilidad de utilizar pestañas o ventanas divididas (split).

Así pues, entre otras cosas KKEdit nos ofrece contador de líneas, resaltado de sintaxis de varios lenguajes de programación, soporte para añadir marcadores al código, para encontrar la declaración de funciones y saltar hacia ella, para ejecutar herramientas externas (tanto en forma síncrona como asíncrona) y para guardar y restaurar una sesión de edición de código.

Habrá quienes lo encuentren un poco básico y lo descarten, y desde luego hhabrá quienes encuentren en esa simpleza lo mejor para sus escritorios; en todo caso como siempre sucede es cuestión de probar y ver si se adapta a nuestras necesidades. Para instalar KKEdit podemos descargar el código fuente y compilar o bien descargar un binario en formato .deb en el caso de los usuarios de distros basadas en Debian. Para usuarios de Arch Linux, en tanto, está la posibilidad de instalar mediante la herramienta AUR.


Categorías

Software Libre

Willy Klew

Ingeniero en Informática, soy un fanático de Linux, Android, la programación, redes y todo lo que tenga que ver con las nuevas tecnologías. Ex atleta, y usuario de Linux desde 1997. Ah, y un total enfermo del fútbol.

Escribe un comentario