Jolla está pasando por momentos difíciles

Jolla

Jolla, la compañía finlandesa responsable del sistema operativo para dispositivos móviles Sailfish OS, está pasando por una mala situación. Ahora deberá despedir a parte de su plantilla y reestructurarse para afrontar una importante deuda. Este déficit viene de la pérdida de uno de sus inversores que dejó de respaldarlos este noviembre con una inyección de 10 millones de dólares que ahora no existen.

La situación financiera es grave y pasa por uno de sus peores momentos desde su fundación. El CEO de Jolla, Antti Saarnio, ha publicado una carta abierta dirigida a la comunidad, ya que está pendiente de distribuir su primer tablet financiada por los usuarios interesados mediante crowdfunding. Un riesgo importante para los implicados que esperan que les den el producto o le devuelvan el dinero aportado al proyecto.

Según Antti, la compañía está pasando por una serie de contratiempos severos. A parte de la pérdida de este inversor, las ventas de sus smartphones han sido por de bajo de lo esperado y por tanto no han podido tener las ganancias deseadas. Los costes de su primer tablet también se han disparado, ya que el desarrollo del sistema operativo se llevó en torno a la mitad de la inversión. Por ese motivo, el producto se lanzará con pérdidas previstas. No obstante, aseguran que este desarrollo ha beneficiado a Jolla para llevar a Sailfish OS a otro nivel.

Ahora no solo peligran los tables y el dinero de los usuarios que participaron en la campaña de financiación, también la permanencia de la compañía. Si Jolla no encuentra un inversor pronto, podría desaparecer. Tiene de plazo hasta antes de que termine este año, y mientras tanto debe hacer frente a despidos masivos y reestructuración de la deuda para intentar salvarse. Rusia podría ser un importante apoyo, ya que ésta nación tiene intereses en el sistema operativo Sailfish OS para no depender de sistemas americanos. ¿Qué ocurrirá?


Un comentario

  1. mmm como que Nokia (No microsoft) deberia de formar una especie de alianza con sus ex empleados para renovarse y así salir del hoyo que están metidos. seria una idea descabellada., pero muy buena..

Escribe un comentario