Comenzar con Linux desde Windows, enfoque práctico

Aunque Linux dispone de sistemas con entorno gráfico como todos sus usuarios ya conocen, lo cierto es que en los sistemas GNU/Linux los entornos gráficos son una opción, no una imposición por lo que conseguir un manejo apto y un buen dominio sobre este sistema operativo pasa inevitablemente por el uso de la consola de comandos.

Comenzar con Windows desde Linux

La consola de comandos impone cierto respeto cuando se comienza a usar el sistema por miedo a interferir negativamente en el funcionamiento normal de la plataforma causado por el desconocimiento sobre lo que se está haciendo. Para evitar ese temor y solucionar el problema existe una recomendación muy simple.

Linux es un sistema operativo multiusuario y multitarea, por ese motivo su funcionamiento no se ha destinado para albergar el uso de un solo usuario, por lo que siempre es recomendable tener al menos configurados dos usuarios para este propósito, el superusuario Root, con todos los privilegios de acceso y otro usuario normal para el trabajo diario, esta decisión puede salvaguardar la integridad del sistema operativo en caso de tomar una decisión equivocada.

Otro punto importante a tener en cuenta cuando se empieza a usar la consola de Linux es la falsa similitud del shell-Script con otros lenguajes de programación como MS-DOS, ya que aunque algunos de los comandos de ambos sistemas tienen atribuciones parecidas lo cierto es que MS-DOS no representa ni tan siquiera una décima parte del potencial que refiere Linux como intérprete de comandos.

MS-DOS representa en Windows, lo que el Kernel a Linux, es decir el núcleo, la base de toda su arquitectura, por tanto aprender a interpretarlo desde la raíz constituye la base para entender su funcionamiento y enfocar su aprendizaje hacia distintas aplicaciones.

Otro error frecuente con el que se enfrentan los usuarios al iniciarse en sistemas GNU/Linux, consiste en la posibilidad de plantearse un aprendizaje autodidacta, pues si bien en algunas plataformas como Windows no es necesario adquirir conocimientos previos sobre el sistema operativo para manejar sus funciones principales, en Linux esto no funciona de la misma forma, ya que para adquirir un buen dominio de la plataforma se requiere necesariamente asimilar formación sobre su funcionamiento para que pueda ser aplicada desde un enfoque práctico.


Escribe un comentario